Twitter
Facebook

Estrategias e intervenciones salud mental

 Estrategias e intervenciones salud mental

La promoción de la salud mental consiste en acciones que creen entornos y condiciones de vida que propicien la salud mental y permitan a las personas adoptar y mantener modos de vida saludables. Entre ellas hay una serie de acciones para aumentar las posibilidades de que más personas tengan una mejor salud mental.

El clima de respeto y protección de los derechos civiles, políticos, socioeconómicos y culturales básicos es fundamental para la promoción de la salud mental. Sin la seguridad y la libertad que proporcionan estos derechos resulta muy difícil mantener un buen nivel de salud mental.

Las políticas locales de salud mental no deben ocuparse únicamente de los trastornos mentales, sino reconocer y abordar cuestiones más amplias que fomentan la salud mental. Para ello hay que incorporar la promoción de la salud mental a las políticas y programas no solo del sector de la salud, sino también de los sectores público y privado en aspectos como la educación, el trabajo, la justicia, el transporte, el medio ambiente, la vivienda o la asistencia social.

La promoción de la salud mental depende en gran medida de estrategias del gobierno. Entre otras formas concretas de fomentar la salud mental se pueden mencionar:

Las intervenciones en la infancia precoz mediante, visitas a domicilio a las embarazadas, actividades psicosociales preescolares y ayuda nutricional y psicosocial conjunta a las poblaciones desfavorecidas; el apoyo a los niños mediante programas de creación de capacidades y programas de desarrollo infantil y juvenil; la emancipación socioeconómica de la mujer tal y como, la mejora del acceso a la educación y concesión de microcréditos:

El apoyo social a las poblaciones geriátricas con iniciativas para hacer amistades y centros comunitarios y de día. Ademas, los programas dirigidos a grupos vulnerables, y en particular a las minorías, los pueblos indígenas, los migrantes y las personas afectadas por conflictos y desastres asi como, por ejemplo, intervenciones psicosociales tras los desastres; las actividades de promoción de la salud mental en la escuela tanto como, por ejemplo, programas de apoyo a los cambios ecológicos en la escuela y escuelas amigas de los niños; las intervenciones de salud mental en el trabajo, tanto como, por ejemplo, programas de prevención del estrés; las políticas de vivienda tal y como, la mejora de las viviendas; los programas de prevención de la violencia que son, por ejemplo, iniciativas de colaboración ciudadana con la policía, y Los programas de desarrollo comunitario que son, por ejemplo, iniciativas de colaboración ciudadana y de expansion rural integrados.




Los Comentarios están cerrados.