Twitter
Facebook

Ayuda y consejos para fomentar pensamientos positivos

 Ayuda y consejos para fomentar pensamientos positivos

No solo estamos formados por el cuerpo, sino que también tenemos mente y debemos atenderlo si no queremos complicarnos.

El cuerpo es una parte muy substancial de nosotros, debemos cuidarlo y respetarlo, ya que si algo quiebra en el, nuestra vida puede dar un significativo cambio. Si sufrimos de hipertensión, convendremos cuidar los hábitos nutritivos, hacer algo de entrenamiento, pasear, no podremos divertirse de forma despreocupada de la vida, pendientes de análisis, exámenes clínicos… Pero hay una parte importante en nosotros, y esa es la imaginación.

Nuestra mente puede cambiar de forma radical nuestras vidas, quién no se ha dado cuenta que cuando emprende a llegarle un pensamiento negativo, este remolca otro, y después otro, y otro…y cuando nos queremos dar cuenta parece que todo lo que nos cerca es todo malo, dolorido, negativo…Cuantas veces nos ha pasado que conocemos a alguien que siempre hacer ataques negativas de otros, de forma continua y aunque nosotros no seamos así, un buen día nos damos cuenta que estamos teniendo la misma conducta, que si a Muriel no le sienta nada bien esa ropa, que si Juan es horrible y mala persona. Ingresamos en un círculo de negatividad que lo único que hace es nutrir a nuestra mente de ideas y sentimientos negativos que empezarán a repercutir en nosotros rápidamente, tanto física como psicológicamente.

Si conservamos una actitud negativa ante la vida, raro será que algo nos salga adecuadamente, todo nos parecerá poco, mal y insípido. La vida nos sancionará, pero no es así nos castigaremos nosotros solos.

Si ante un problema estudiamos la forma de enfrentarse a el una persona positiva y una negativa, es probable que todos podamos intuir los resultados. Una persona positiva se emprendería a el sin dejarse afectar por el problema, lo tomaría como un reto, no como una derrota o como una carga sin más. Ciertamente que son conscientes de que quizá puedan no resolverlo, pero eso será lo último que se pase por sus cabezas. Actuarán para resolverlo de la forma más contento posible, es decir, lo toman de tal manera que intentan aprender lo más posible de todo lo que ha sucedido, porque quizá ese enseñanza les sea útil en el futuro.

Esta comprobado que nuestros pensamientos son los gobernantes de nuestras acciones, si piensas que lo que te rodea es malo, obrarás en consecuencia y probablemente seas desconfiado y estés disgusto la mayor parte del tiempo. Pero si procuras encontrar algo bueno en lo que te rodea, habrá una luz de esperanza y alegría dentro de ti, y probablemente esa luz sea la que cambien tu vida y saques partido de lo que tienes delante de tu camino.

Si estamos crónicamente pensando en negativo, nuestro organismo se mantendrá en alerta, ya que entiende que hay algo extraño que nos puede dañar, con lo que aumenta la tensión y el nerviosidad en nosotros. Nuestra imaginación estará más pendiente de lo que nos puede amenazar que en pensar con claridad sobre nuestras metas y nuestra vida. Además si nos paramos a pensar indiferentemente, cuando estamos negativos, sacamos todo de contexto, lo exageramos, lo dramatizamos, y pasa de malo a angustiosamente malo, y lo que es un simple problema pasa a ser una destrucción.

Según veamos, lo único que ganamos con pensar de forma negativa es la imposibilidad de divertirse de la vida, sigue el mejor tratamiento para ti, saca esas formas negativas de pensar.




Los Comentarios están cerrados.